jueves, 20 de agosto de 2009

Mufarech demanda a Godoy

( Imagen tomada de 'Caretas')

La noticia que domina actualmente la blogosfera peruana es la demanda de un millón de dólares del empresario Jorge Mufarech contra el periodista y blogger local, José Alejandro Godoy

-------------------------------------------------------------

Por César Reyna



Don Jorge Mufarech no podía reaparecer de otra manera en la escena pública que querellando a un hombre de prensa. Mufarech, fiel a sus impulsos, volvió a hacer noticia y de las suyas demandando al responsable del blog ‘Desde el Tercer Piso’ por un millòn de dòlares por no haber retirado información supuestamente difamatoria.


La negativa del blogger a autocensurarse enervó los ánimos del incontenible Mufarech, quien literalmente explota cuando un medio “lastima” su “buen nombre y honor”. El ex ministro fujimorista debe tener presente, a manera de recordatorio, que sólo él, y posiblemente su familia, lo considera digno, ya que la mayoría de peruanos, sobre todo los periodistas, tienen un pésimo concepto de él.


El popular ‘Don Mufa’ debe ser el funcionario público con menos correa que ha transitado por la política. De momento no se nos viene a la mente otro personaje tan quisquilloso cuando alguien escribe sobre su ‘non sancto’ pasado. La sola mención de su apellido en algún contubernio probado lo desdibuja por entero.


El ex congresista peruposibilista es alérgico a los destapes y a las denuncias por corrupción. En lugar de defenderse y presentar sus descargos como una persona corriente arremete directamente contra sus acusadores para tratar de desacreditarlos, humillarlos y amilanarlos. La única defensa que concibe es pasar directamente al ataque como una división blindada panzer. Se le puede describir como una aplanadora verbal que carga papeles y documentos varios que para nada prueban su inocencia.


Ontológicamente no admite la discrepancia a pesar de que entra en numerosas y groseras contradicciones. Es inmune a la verdad y a cualquiera de sus manifestaciones materiales como audios, documentos validados, videos comprometedores y declaraciones que lo pintan de cuerpo entero. La vergüenza no reside en su consciencia ni el recto sentido de la moral.


Una vez que demanda a un periodista, su víctima preferida, aparece en cuanto medio le da cabida para desarrollar su furibunda ofensiva. El asunto siempre se torna personal con sus detractores porque no admite que piensen mal de él. Defiende lo indefendible aunque tenga que enlodarse y tragarse sus propias palabras.


Es fanático de las comisiones investigadoras, sobre todo de las que persiguen a autoridades o instituciones que no compran los productos de sus empresas textiles. Si pierde un concurso o resulta descalificado pone el grito en el cielo como si le hubieran pisado un juanete. No ha llegado a liarse a golpes todavía aunque ganas no le faltan cuando alguien lo ponen en evidencia. Se pica como todo niño rico que no juega fútbol pero es dueño de la pelota.


Cuando popularizó la frase “fueraaa los corruptos” lo hizo para se desmarcarse del fujimorismo y comenzar su carrera de tránsfuga, reciclándose en las filas de Perú Posible.



2 comentarios:

Administrador dijo...

Nuevo link sobre el tema: ¿Porqué Jorge Mufarech no enjuicia a Google por linkear en su contra?

http://pospost.blogspot.com/2009/08/porque-jorge-mufarech-no-enjuicia.html

Jorge Mufarech Nemy dijo...

Señores:

Los saluda Jorge Mufarech. Siempre he respetado y respetaré la libertad de prensa y de expresión, pero lo que no comparto es el libertinaje y abuso que ejercen algunos malos periodista, ofendiendo honras y familias.

No voy aceptar que el periodista Godoy afirme, sin prueba alguna, (en abril de 2009) que mi persona cometió los delitos de evasión tributaria (por la compra del Jaguar), Patrocinio Ilegal (por impulsar medidas arancelarias para favorecer a mis empresas) y Negociación Incompatible (por gestionar mejores tratos en las inspecciones laborales de América Televisión), cuando todos estos temas han sido investigados en el Tribunal Fiscal, el Ministerio Público, el Poder Judicial y el Congreso con pronunciamientos públicos en todas estas instancias a mi favor.

El señor Godoy, conociendo que estoy alejado de la actividad pública, insiste en atribuirme delitos que no he cometido, afectando el honor de mi persona, familia y empresas.

Los lectores deben conocer que ningún derecho es absoluto y que están sujetos a límites. La libertad de prensa y de expresión tienen como límites el decir la verdad y si algún periodista se extralimita debe asumir las consecuencias de lo que afirma.

Con la finalidad que los lectores conozcan las pruebas y la verdad de estos hechos los invito, a todos ustedes administradores de blogs, a un debate público.

JORGE YAMIL MUFARECH NEMY
DNI. Nº 07857780.