martes, 19 de febrero de 2008

ACUSAN DE CORRUPCION A CAROLINA LIZÁRRAGA Y NO SALE EN LA PRENSA PERUANA.

El Juanito

http://bloghildebrandt.blogspot.com/2008/02/el-juanito.html

Yo conocí a Juan Paredes Castro tres semanas antes de que fuera Nadie. Poco después me enteré de que presidía el comité de intervención del diario “Ojo” durante la expropiación de Velasco a los Aguá y a los Miró.

Allí, en la redacción común de Epensa, lo vi alguna vez, mientras yo hablaba con mis amigos de entonces (y quizás de ahora, no lo sé) Alfredo Barnechea y Güido Lombardi.

A Juanito sólo le faltaba el caqui y la charretera para ser el sargento furriel del mariscal Tito.
Lunatcharski era un bebé de pañales frente al empeño de Juan Paredes por mantener al periódico en la línea de la OCI, en el marco de los temores de su consejero Frías y en la macetita con geranios de su prosa mimeografiada desde el principio de la tinta.

Juanito Paredes era en esa ­época un eslavo del sur, es decir un yugoslavo en relación a los medios de comunicación. Y dirigía un periódico que la revolución militar de Velasco había tomado. Para alguien que era Nadie era todo un mérito.

Poco tiempo después, sin embargo, según siempre la leyenda urbana, Juan Paredes entró al baño del Country Club premunido de un maletín. Demorado más de la cuenta, víctima de la impaciencia de algunas vejigas, salió a los 20 minutos disfrazado de Aspirante a Morir en El Comercio, con mostacho, barbita rala y anteojos antiguos de carey.

Fue de lo más comentado en el carnaval del Regatas, adonde Juanito llegó explicando que su paso por “Ojo” había sido para espiar el ducto duodenal del velasquismo y que él se había declarado titoísta por Tito Drago, que era todo un señor en el juego de la pelota.

Pues bien, El Comercio dio ­una ley de amnistía, expidió un Memorándum Paradójico obligando a la amnesia a todo el que se sintiera ofendido, y contrató para siempre a Juan Paredes. Don Luis ya había muerto y todo podía ser posible.

Desde esa época remota de máquinas Remington y grabadoras de carrete y Elsa Arana siendo la premonición de Lourdes Alcorta, Juan Paredes cumplió tres tareas fundamentales para el diario que lo acogió como a niñito de Dickens: obedeció, obedeció y obedeció
Cobraba por separado cada una de esas tareas, por supuesto. Y obedeció tanto que llegó el día en que la muerte de su Voluntad apareció en la muy leída página de obituarios del periódico. Fue el día más feliz de su vida: el ser o no ser angustiante había terminado: era el triunfo de la calavera. Fue en ese momento que Juan adquirió el cargo que ostenta con orgullo: el de Obedecedor de Turno. Porque El Comercio no es un diario de ideas –que le huyen–, ni de principios –que no se comen– sino, más bien, un diario de intereses. Y éstos –los intereses– no demandan otro compromiso que no sea el de la anuencia y el silencio. El Comercio no es un diario conservador. Es un conservador que escribe un diario.

Es en nombre de esa Obediencia de Turno que Juanito dice ayer en su columna que el narcotráfico persigue a la fiscal Loayza y que algunas actitudes de la Fiscal de la Nación “son sospechosas”. No dice cuáles, pero se infiere que son aquellas que se refieren a la doctora Loayza.
¿Puede Nadie agredir así a ­una persona honorable que está enferma de cáncer de páncreas y que hasta ahora sólo ha defendido a la institución que El Comercio quisiera ver ­aterrorizada y de rodillas?

Pues Nadie acaba de hacerlo.

El Comercio y sus agradecidos siguen insultando a quienes le hemos dicho basta a la teatrera agente de la DEA Luz Loayza y basta a quienes quieren enlodar, sin aportar una sola prueba, a la fiscal Bolívar.

Es fácil, seguramente, asustar a Távara y a los suyos. Pero a nosotros El Comercio nos sigue sin asustar.

No le creemos a un periódico que endiosa, por ejemplo, a Carolina Lizárraga, supuesta zarina anticorrupción, pero nunca le ha preguntado por qué, en el año 2000, constituyó una empresa en Panamá para comprar el departamento del Golf de 300 metros del que se había enamorado. ¿Una empresa panameña con una sola accionista (ella misma, también “presidenta ejecutiva”) para comprarte el departamento de tus sueños? Sí. Y al año siguiente, en el 2001, la empresa panameña de una sola accionista ­(ella misma) “le donó” a la doctora Lizárraga (ella misma también) el inmueble. El asunto es que la empresa panameña compró el bien en 231,658 dólares, pero, en el 2001, a la hora de la donación, el mismo bien se calculó a un precio más bien módico: 185,000 soles, es decir apenas 56 mil dólares. ¿Diferencia? ¡175 mil dólares! Esa hábil maniobra financiera, desde luego, redujo considerablemente la alcabala.

La zarina anticorrupción hizo prácticas en el estudio de José ­Ugaz, abogado de El Comercio. Siempre ha estado muy bien asesorada.

entrada de César Hildebrandt. Blogger. a las
______________________________________________________________


LA MUJER Y EL CÉSAR DEBEN PARECERLO

Fuente: José Alejandro Godoy, Blog "Desde el tercer piso" http://desdeeltercerpiso.blogspot.com/




El viernes pasado, al final de una diatríbica columna sobre el periodista Juan Paredes Castro, César Hildebrandt hizo una seria denuncia sobre la jefa de la Oficina Nacional Anticorrupción, Carolina Lizárraga:

No le creemos a un periódico que endiosa, por ejemplo, a Carolina Lizárraga, supuesta zarina anticorrupción, pero nunca le ha preguntado por qué, en el año 2000, constituyó una empresa en Panamá para comprar el departamento del Golf de 300 metros del que se había enamorado. ¿Una empresa panameña con una sola accionista (ella misma, también “presidenta ejecutiva”) para comprarte el departamento de tus sueños? Sí. Y al año siguiente, en el 2001, la empresa panameña de una sola accionista ­(ella misma) “le donó” a la doctora Lizárraga (ella misma también) el inmueble. El asunto es que la empresa panameña compró el bien en 231,658 dólares, pero, en el 2001, a la hora de la donación, el mismo bien se calculó a un precio más bien módico: 185,000 soles, es decir apenas 56 mil dólares. ¿Diferencia? ¡175 mil dólares! Esa hábil maniobra financiera, desde luego, redujo considerablemente la alcabala.

De lo que he podido averiguar en estos días, ambos personajes deberían responder algunas preguntas.

En el caso de Hildebrandt, pues debería ser honesto y decirnos que la denuncia planteada es un refrito. En efecto, la revista Quinto Poder presentó estos mismos hechos hace un par de años. Cabe recordar que dicha revista tuvo una vinculación directa con José Mejía Regalado, el operador mediático de Fernando Zevallos y, según informó El Comercio hace algunas semanas y se he podido confirmar por otras fuentes, este personaje era una de las personas que daba información al conocido periodista.

Esto resulta curioso y, a la luz de la campaña de las últimas semanas en contra de quienes han investigado el caso Zevallos, Hildebrandt debiera esclarecer sus vínculos con Mejía Regalado, a fin de acabar con la serie de suspicacias que se han generado a raíz de sus editoriales que atacan a la Fiscal Loayza, a la DEA - varios de cuyos informantes son los que han hundido al conocido narcotráficante - y al diario que hizo la denuncia.

Pero, como dice el refrán, matar al mensajero no elimina el mensaje. Y quien tendría varias cosas por explicar es la señora Lizárraga, quien es funcionaria pública y jefa de una oficina que supuestamente fue reactivada para combatir hechos reñidos con la ética pública.

Este blog ha podido acceder a los documentos de Registros Públicos que demuestran que lo denunciado por Hildebrandt es cierto. Veamos la secuencia temporal:

1. 15 de agosto de 2000. Ajax Investors, empresa constituída en Panamá, otorga un poder general para hacer transacciones en el Perú a la abogada Carolina Lizárraga.



2. 19 de Septiembre de 2000: Ajax Investors Inc, sociedad representada en el país por Carolina Lizárraga, adquiere un departamento ubicado en la Avenida Golf Los Incas, en Surco. El valor del inmueble: US$ 213,658.00.



3. 21 de Septiembre de 2001: Un año después, Carolina Lizárraga delega el poder otorgado por Ajax Investors a Manlio Bassino Pinasco para haga donaciones de inmuebles de propiedad de esta sociedad.



4. 27 de Septiembre de 2001: Seis días después de la delegación de poder, Ajax Investors Inc. dona el inmueble a la abogada Carolina Lizarraga. En la donación se valoriza el bien en S/. 185,000.00, de común acuerdo con el anterior propietario, es decir, la off shore cuya representante original era la propia abogada Lizárraga.



Resumamos la extraña transacción. Una empresa panameña representada por la actual zarina anticorrupción compró un departamento en Surco que, posteriormente, donó a su representante en el Perú. En la práctica, es como si se donara así misma.

Lo grave es la devaluación del inmueble en un año, lo que no solo tiene efectos en el impuesto de alcabala, que se paga luego de la transferencia de un predio y que tiene como base para el cálculo del impuesto al valor de dicha transferencia. Y que sepa, pagar menos impuestos de los que debieras no solo es una falta ética, sino también una cuestión que la SUNAT debiera dilucidar.

Variando el conocido refrán, la mujer y el César no solo deben serlo, sino parecerlo. ¿Nos darán alguna explicación?

MAS SOBRE EL TEMA:
Utero de Marita: La Mina de la Zarina Carolina
El Fondo del Vaso: Una Zarina y su corte en problemas radioactivos

Etiquetas: , , , ,

entrada de Jose Alejandro Godoy @ 12:10 AM 29 comentarios


____________________________________________________________


martes 19 de febrero de 2008

Carolina Lizárraga y los medios de comunicación

http://juansheput.blogspot.com/2008/02/carolina-lizrraga-y-los-medios-de.html

Para ser sinceros no nos interesa hablar de la señora Carolina Lizárraga sino de la forma como aquí es tan fácil fabricar falsos prestigios. En ese sentido los medios de comunicación no se han librado de la penosa costumbre de crear personajes inmaculados en función de intereses de grupo y no de los intereses del país.
La denuncia efectuada por el periodista César Hildebrandt y complementada documentariamente por el blog Desde el Tercer Piso de José Alejandro Godoy respecto a la señora Lizárraga, ha servido para destapar la lamentable situación moral de los medios periodísticos peruanos en la actualidad.
Los medios de comunicación han ignorado, convenientemente para los intereses de grupo que defienden, la noticia de la supuesta infravaloración de las propiedades de la responsable de la Oficina Nacional Anticorrupción señora Carolina Lizárraga. Esta noticia, que habría sido primera plana en cualquier país con un mínimo de periodismo serio o decente, aquí, en un país que cada vez se parece más al Perú de Fujimori, se ha ocultado, sabrá Dios por qué razones.
No es la primera vez. Los informativos vienen jugando un penoso papel en la lucha contra una corrupción que se está incrementando a niveles peligrosos. Han optado o por el silencio o por la adulación, convirtiéndose por tanto en cómplices del deterioro de nuestra sociedad.

Que la responsable de la lucha contra la corrupción sea una persona que, como dice José Alejandro Godoy, no dude en hacer una extraña transacción para beneficiarse es algo que merece investigarse. Recordemos lo que dice el blog Desde El Tercer Piso:

"Resumamos la extraña transacción. Una empresa panameña representada por la actual zarina anticorrupción compró un departamento en Surco que, posteriormente, donó a su representante en el Perú. En la práctica, es como si se donara así misma.

Lo grave es la devaluación del inmueble en un año, lo que no solo tiene efectos en el impuesto de alcabala, que se paga luego de la transferencia de un predio y que tiene como base para el cálculo del impuesto al valor de dicha transferencia. Y que sepa, pagar menos impuestos de los que debieras no solo es una falta ética, sino también una cuestión que la SUNAT debiera dilucidar."


Creo que ese es el tema de fondo: el papel que en el proceso de devaluación de la sociedad peruana están jugando la mayoría de medios de comunicación y los colectivos que los representan tipo el Instituto Prensa y Sociedad.

Jamás alcanzaremos el desarrollo con medios informativos como los que tenemos, en donde el lobby y el acomodo o la opinión interesada acaban y aniquilan la objetividad periodística.

Estamos peor que hace 9 años pues se supone que estamos en democracia. Hay inflación pero en la televisión se entrevista a vedettes que se pelean entre ellas. Hay corrupción pero en el Congreso se goza de vacaciones y no hay fiscalización. Hay protesta social y represión brutal pero los noticieros privilegian la noticia banal. El desorden del gobierno es monumental pero los medios alaban la declaración demagógica y coyuntural.

En ese sentido los blogs y los bloggers juegan un papel muy importante. Durante la dictadura fujimontesinista las listas de correos electrónicos tipo Chimú, La Resistencia, Transparencia, Foro Democrático, jugaron un papel vital en la reconquista de la democracia. Ahora, desnudando las falencias y errores de los que se supone son los llamados a ser la conciencia crítica de la sociedad, los bloggers están dejando su huella para la historia, en el sentido que la prensa peruana no ha aprendido nada de las lecciones que dejó la década anterior.

http://www.elcomercio.com.pe/edicionimpresa/Html/2007-10-28/la_ultima_de_las_implacables.html

1 comentario:

Educación y TIC dijo...

Esa Sra ahora trabajo para el primer JEE de Lima Este como presidenta para estas elecciones de revocatoria y nos esta haciendo a los fiscalizadores de local las mil y una para no pagarnos
Un atropello contra nuestros derechos laborales desde el 17 de marzo hasta la fecha no nos pagan y nos tiene haciendo colas de las 2 de la tarde hasta las 5 que recién comienza atender y nos responde quéjense donde quieran en fin