lunes, 11 de febrero de 2008

TRANSNACIONALES PERUANAS

Después de más de 20 años, los grupos empresariales peruanos se vuelven a capitalizar.

Poder local.

¿PODRÁN RESISTIR LA INVASIÓN DE MÁS EMPRESAS TRANSNACIONALES? ¿ESTÁN CAMINO A CONVERTIRSE EN JUGADORES GLOBALES?
Por Christian Navarro R.

La venta de Wong a la chilena Cencosud y los insistentes, aunque negados, rumores sobre la venta del BCP al español Santander han puesto sobre el tapete la capacidad de los grupos empresariales peruanos para hacer frente a la competencia internacional, así como su visión respecto a la posición que pueden alcanzar en un mundo cada vez más globalizado y competitivo. ¿Qué tan potentes son? ¿Están preparados para defenderse de las transnacionales? ¿Qué tanto han avanzado en internacionalizarse, quizá la única alternativa a ser engullidos?



POCOS, PERO ENTEROS
De los grupos empresariales peruanos se pueden decir dos cosas: que son pocos, pero que están, y que tienen poco, pero cada vez más.

Comparados en una escala global, los grupos peruanos son pequeños. En el listado de las 2.000 empresas más grandes del planeta en el 2007, que anualmente publica la revista "Forbes", la única empresa nacional considerada es la minera Buenaventura, en el puesto 1.958, con ingresos anuales por US$560 millones. También aparece la "peruana" (con sede en Bermudas) Credicorp, puesto 1.694 con ingresos por US$1.910 millones. Ambas, muy lejos de la primera latina en el ránking, la brasileña Petrobras (puesto 50, con ingresos por US$74.120 millones anuales) o de la mexicana América Móvil (dueña de la marca Claro), que ocupa el puesto 177, con ingresos por US$21.670 millones.

Pero, al margen de la comparación de tamaños, los grupos empresariales peruanos han crecido. Por ejemplo, las utilidades del BCP, asociado al Grupo Romero, pasaron de S/.94,8 millones en 1999 a S/.883,4 millones en el 2007; y la minera Minsur, del grupo Brescia, que en los primeros once meses de 1999 reportó utilidades por S/.147,5 millones, registró S/.831 millones en el 2007.

Un crecimiento, producto de la bonanza de la economía peruana y, en el caso de las mineras, del auge del precio de los metales, y que no solo ha incorporado más apellidos a la lista de grupos empresariales importantes, sino que ha despertado el interés de firmas de mayores dimensiones por venir al Perú y comprar, como lo que le ocurrió a Wong y antes a Backus, hoy en manos de la gigante SAB Miller. "Hoy día todas las empresas peruanas son blanco. Todo está en venta", dice al respecto Carlos Heeren, gerente de consultoría de negocios de Apoyo Consultoría.

Y es que "en los próximos años creo que muy pocas de las empresas top peruanas seguirán siéndolo", sostiene Pablo Montalbetti, director del Programa de Dirección y Liderazgo de la Escuela de Posgrado de la UPC, como un vaticinio.



CARRERA DE GALGOS
Miguel Ferré, director del Programa de Alta Dirección de la Universidad de Piura, ensaya una clasificación de los grupos empresariales peruanos y los divide en dos: aquellos centrados en una determinada línea de productos y que necesitan salir al exterior porque tienen un techo bajo en el Perú, como los grupos Añaños o los Rodríguez (Gloria), y aquellos diversificados, que entran a lo que pueden. Los Romero y los Brescia, grupos más tradicionales, encajan para él aquí, aunque con excepciones como Ransa, operadora logística y la más transnacional de las empresas de los Romero.

Bueno o malo, un enfoque centrado en el mercado local tiene un riesgo: quedarse para ser comprados. "Para convertirse en grupos económicos relevantes, los peruanos deben comenzar a salir. Por más grande que seas acá, eres grande en un mercado minúsculo", señala Julio Luque, presidente de la consultora Métrica, para quien esa es una tercera característica de los grupos empresariales peruanos: su nula internacionalización.

¿Qué explica la diferencia con otros grupos regionales? Gianfranco Castagnola, presidente ejecutivo de Apoyo Consultoría, apunta a no olvidar la historia. "Nuestros grupos empresariales están rezagados en términos de patrimonio. Las desastrosas políticas económicas de los años 70 y 80 los destrozaron", afirma.



LOS DESTACADOS
¿Cuánto han avanzado los grupos empresariales peruanos en su internacionalización? Los expertos consultados por Día_1 señalan que muy poco. "Romero y Brescia no se han internacionalizado, en todo caso tienen operaciones pequeñas en el extranjero. Los grandes empresarios de Ecuador, Argentina, Chile y Colombia han avanzado más", dice Montalbetti.

Para Luque, dentro de los grupos empresariales peruanos, los ejemplos a imitar son dos: Belmont y Añaños. Y aunque para él los segundos tienen aún mucho por demostrar, lo cierto es que llegar a mercados internacionales como ellos lo han hecho no es simple.

Su modelo de negocios, basado en conquistar las provincias antes que las grandes ciudades, y de copar los segmentos de menores ingresos, ha resultado todo un dolor de cabeza para las transnacionales del sector. Así, los Añaños han ido avanzando poco a poco a Venezuela, Ecuador, México, Centroamérica, Tailandia y Colombia. ¿Qué los ha ayudado a eso? Ferré sostiene que una de sus fortalezas es un sentido de propósito claro. "Cada vez que Ángel Añaños hace una presentación de su empresa, comenta que en el mundo hay 6.000 millones de personas y que hasta los años 90 su empresa solo atendía al 2%, hoy llegan a un 10% y sienten que les falta el otro 90%. Un tipo con esa mentalidad tiene que crecer". Y ya estarían evaluando entrar a un nuevo mercado: África.

De otro lado, aunque separadamente, los Belmont, a través de sus empresas Belcorp (Eduardo) y Unique (Fernando), también tienen lo suyo. En el Perú, el 59% de las ventas de cosméticos se realiza puerta a puerta, frente a un 10% de EE.UU. y a un 15% de Brasil. Así, los Belmont han sabido aprovechar las oportunidades de un mercado con alto subempleo, pero donde han sabido impulsar el valor emprendedor de su fuerza de ventas: las damas. Belcorp tiene ventas estimadas en US$1.000 millones, con una fuerza de ventas de más de 400.000 consultoras de belleza a lo largo de 14 países; mientras que Unique tiene 250.000 en seis países. ¿Por qué les ha ido tan bien? Luque lanza una hipótesis sugerente: el 70% de sus ejecutivos son mujeres.

Ambas empresas pertenecen a una nueva generación. "Son más agresivos y van a ser más grandes con el tiempo", apunta Montalbetti. Para Gonzalo Galdos, director de la escuela de Posgrado de la UPC, ambos han crecido así porque han enfrentado el reto más difícil: ampliar mercados, algo que se había hecho muy poco en el Perú. Aceptamos que los conos de Lima y las provincias no tienen mucho tiempo de "descubiertos".



GRANDES RETOS
Sin embargo, para seguir creciendo, sobre todo en el extranjero, los grupos económicos peruanos necesitarán combinar dos elementos: mentalidad y talento.

Ferré pone como ejemplo a Ilender, una pequeña transnacional peruana fabricante de productos veterinarios. Participa en un mercado de US$30 millones anuales en el Perú con cinco competidores, pero ahora está en Bolivia, Colombia, Venezuela, Brasil, Panamá, Guatemala, Costa Rica y Chile.

"Ellos trabajan con otra mentalidad, sus accionistas ven a Latinoamérica como al Perú, todo está cerca. Tenemos una barrera mental como países políticamente divididos. Eso se tiene que romper", enfatiza Ferré.

Ello explicaría por qué las aseguradoras Pacífico y Rímac, si bien tienen una escala regional, aún no han salido de las fronteras del Perú, o por qué el BCP, con cuadros talentosos y formados durante varios años, aún no despega internacionalmente más allá de Bolivia. Galdos atribuye esta falta de riesgo de los empresarios locales a que aún manejan sus empresas con demasiado personalismo. "Uno de los cuellos de botella de las empresas es la capacidad de los ejecutivos que las crearon en cuanto a su tiempo. En ese sentido, se ha convertido en un problema crecer y no haber diversificado su plataforma de toma de decisiones y de ejecución", afirma.

No se puede negar que las empresas locales tienen el desafío de conseguir mayor talento ejecutivo. Un artículo de la consultora McKinsey daba cuenta de que las empresas latinoamericanas no habían hecho lo suficiente para reclutar y mantener el talento en sus filas, de modo tal que estuviera fogueado para sus aventuras en el exterior.

¿Qué empresa peruana tiene esta clase de ejecutivos? Muy pocas. Añaños, asegura Ferré, está buscando incorporar más ejecutivos para profundizar su aventura internacional. Pero quien quizá ha avanzado más en este aspecto es Carlos Rodríguez-Pastor Persivale, líder del grupo Interbank. Con unos 30 expedientes en sus manos, él sondea anualmente a los ejecutivos peruanos en el extranjero para tentarlos y emprender proyectos. Así gestó el ingreso de Interbank al negocio de supermercados y de los negocios emprendidos por Nexus, su incubadora y madre de Cineplanet y de los hoteles Casa Andina.

Rolando Arellano, presidente de Arellano Márke-ting, Investigación y Consultoría, prefiere no ser tan crítico. "No hay que olvidar su pasado reciente. Tenemos pocos años creciendo. No podemos criticar a los grupos peruanos si es que antes no han competido acá y demostrado que pueden ser exitosos. Es un partido que muchos no han jugado todavía", dice.

Aun con más competidores extranjeros ingresando al Perú, los grupos económicos peruanos pueden seguir creciendo. Galdos sugiere, por ejemplo, dejar el control de sus empresas para convertirse en socios de empresas con mayor potencial. El mejor ejemplo: el grupo Romero, socio de la chilena Enap en la comercializadora de combustibles Primax (hoy en el Perú y Ecuador),



NADA DICHO
Sin embargo, este es un proceso que recién comienza. "No es malo que se vendan las empresas. Esos capitales se van a ir a otro lado, a donde los grupos locales puedan seguir creciendo patrimonialmente. Drokasa, por ejemplo, migró del comercio e industria a la agroindustria y lo está haciendo bien", apunta Castagnola. Pero también el negocio inmobiliario está atrayendo capitales.

Lo paradójico en este caso sería que ese capital se diluya, tal como sucedió con la familia Bentín, ex controladora de Backus. ¿Le ocurrirá lo mismo a los Wong? El tiempo lo dirá.

2 comentarios:

JOSEPH J. dijo...

mucho floro y pocos datos...deben enumerar las transnacionales peruanas para saber en realidad a que paises llegan y su real potencialidad. no ayuda en mucho pero que se puede acer ps srs de la "reverva moral" seguro an tomado mucho moralina qe les recomendo el magnifico Nietzsche...blablabla.

Anónimo dijo...

Lo que tú digas Joseph.