miércoles, 15 de julio de 2009

Liberan a Antauro Humala





El líder etnocacerista sería excarcelado por disposición del Tribunal Constitucional al cumplir 36 meses en prisión sin ser sentenciado
---------------------------------------------------------


Por César Reyna



La pronta liberación del ex mayor del Ejército que encabezó la toma de una comisaría en Andahuaylas demuestra que el sistema es incapaz de procesar a sus propios enemigos. El movimiento liderado por Antauro Humala, hermano del candidato del Partido Nacionalista, Ollanta Humala, representa la segunda amenaza seria para la estabilidad del país, después de las columnas de Sendero Luminoso en el VRAE[1], pues guiaba a más de un centenar de reservistas de las Fuerzas Armadas. El contingente que dirigió desafió al Gobierno de Alejandro Toledo en enero de 2005 para darse a conocer. Él y sus hombres cometieron varios delitos como rebelión, homicidio, allanamiento y uso ilegal de armas de fuego. A pesar de los graves cargos en su contra no ha podido ser condenado porque entorpeció las audiencias. Pero eso quita no responsabilidad a sus juzgadores pues no hicieron prevalecer su autoridad.

Si Antauro sale libre posiblemente burle la custodia policial que se le asigne ya que le concederían arresto domiciliario. Cuando eso suceda reorganizará a sus seguidores, muchos de ellos con entrenamiento militar, para realizar proselitismo ‘antisistémico’ y acciones sediciosas, esto es, se dedicará a reclutar voluntarios en el interior y añadirá su cuota de convulsión social.

La culpa de todo ello la tiene la ‘Justicia’ porque la permanencia legal de Humala en prisión ha sido largamente excedida. Al superar el plazo máximo (36 meses) que establece la ley el Tribunal Constitucional (TC) no tiene más remedio que declarar fundado el ‘hábeas corpus’. La orden debe ejecutarse de manera inmediata, hecho que devolvería a la actividad a los peligrosos reservistas que comandaba.


En este asunto los intérpretes de la Constitución están atados de manos. Para retrasar la publicación de la resolución, el magistrado designado por el Apra, Carlos Mesía, propuso el alejamiento del caso de su colega Ricardo Beaumont por considerar que adelantó opinión al asegurar que salida era inminente. Según el cuestionado Beaumont, cercano a Unidad Nacional, la votación ya se produjo porque cuatro de los siete miembros del TC ya emitieron sus votos a favor de la liberación. Se requería mayoría simple en este caso por tratarse de un ‘hábeas corpus’.


La causa debería resolverse este viernes a más tardar, aunque las discrepancias de los integrantes del TC podrían prolongarla unos días más. Si procede la separación de Beaumont Callirgos por opinar sobre el caso, también debería ser apartado el jurista Ernesto Álvarez pues informó a la prensa que había votado en contra de la excarcelación de Humala; pese a que la resolución aún no ha sido publicada. Los que apoyan la liberación y los que no perderían un miembro si es que el pleno declara la incompetencia de ambos, situación que seguiría siendo favorable al procesado porque serían tres votos a su favor contra dos.


----------------------------------------------------
[1] Valle de los ríos Apurímac y Ene donde se procesa y cultiva la hoja de coca.


1 comentario:

Carlos Luque dijo...

Eso es el colmo y todavio el papa dice en una entrevista que los policias no fueron asesinados murieron en accion de armas que tienes en la cabeza viejo