martes, 4 de diciembre de 2007

Aprueban APC USA-Perú

Con 77 votos a favor, 18 en contra, y 5 abstenciones se aprobó en el senado estadounidense el Tratado de Libre Comercio (Acuerdo de Promoción Comercial -APC) entre Perú y EUA.




Reservamoral.org(USA).- Con 77 votos a favor se aprobó el TLC con EUA. Cero aranceles, movilidad gradual de servicios profesionales y productos electrónicos más baratos será lo que poco a poco tendrá al Perú en los próximos años. El proceso de implementación se espera que dure seis meses cuanto menos, por lo que Reservamoral.org espera que en el inicio del segundo trimestre de 2008 el pais andino tenga Riesgo País menor (o Grado de inversión, lo que venga primero).



El comercio entre Perú y EUA ya está liberado hoy en día (en cuotas, y al 98% en muchos sectores) gracias al Tratado preferencial que tenemos por ser un país que lucha contra las drogas (ATPDEA). Lo que brinda el TLC aprobado es posibilidad de que estos beneficios sean eternos y con ello se faciliten las inversiones de largo plazo extranjeras (Perú es una economía liberal con dependencia prospectiva de la IED) y peruanas.



Este Tratado fue recibido con beneplácito en Lima. El presidente Alan García, quien hace unos años se opuso a que Alejandro Toledo lleve a cabo el TLC (amenazando con retirar la firma del Tratado en caso salga electo), celebró el tratado y asume el compromiso de facilitar su implementación. En un mensaje a la nación felicitó y celebró por el Perú, hecho a pocos minutos de confirmada la noticia, reacción distinta a la que tuvo después del terremoto del sur peruano, ocasión en la que sus declaraciones llegaron horas después.

El Congreso peruano debe en los próximos días iniciar la asimilición del Tratado en materia legal, tributaria y de migraciones. Por su parte el Ministro de la Producción, insiste en que este trabajo no estará completado hasta que se reduzcan los sobrecostos laborales (con el término denomina a los derechos de salud, seguridad y pensión).

Colombia y Panamá deben esperar.

Este tratado con EUA ha recibido distinto trato que el de Panamá y el de Colombia. El primero se niega a ser revisado por los problemas legales del presidente del Congreso panameño (requisitoriado en EUA); y el colombiano, por la indiferencia del gobierno de Bogotá con las matanzas de líderes sindicales en Colombia. El lado demócrata tiene fuerte influencia de los sindicatos estadounidenses.


LCS/Reservamoral.org

2 comentarios:

Monsefuano dijo...

A propósito de la aprobación del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos
Lo digo con extrema sinceridad ¿Acaso no se ve grotesco que la persona que más se opuso al Tratado de Libre Comercio con los Estados Unidos hoy lo celebre en Palacio de Gobierno? Me refiero, obviamente, al señor Alan García Pérez.
Es por ello que, a pesar de lo importante que es la firma de este Tratado Comercial, el gobierno no puede celebrar plenamente. Saben perfectamente, todos los miembros de este gobierno, que la persona que lo inició y que fue saboteada permanentemente tanto por García como por su partido, fue el ex presidente Alejandro Toledo.
Es cierto que este es el resultado de tratar ciertas acciones como corresponde, como políticas de Estado. Pero también es cierto que, a diferencia de Alejandro Toledo que actuó como estadista, Alan García lo hizo simplemente pensando en las próximas elecciones, de allí que con su saboteadora acción impidiera que el país gozara de los beneficios de este tratado desde hace dos años.
Por ello es importante que lideresas de la oposición, como Lourdes Flores Nano, tengan la grandeza, que escasea en el gobierno, de reconocer que este tratado es fruto del esfuerzo, fundamentalmente del presidente Alejandro Toledo. Y por eso es importante que, mientras en todos los círculos se reconoce esto, en Palacio, con García a la cabeza, se quiere engañar a la población inventando esfuerzos que no fueron sino situaciones esperadas de una ruta ya trazada.
Es evidente que el gobierno no puede celebrar como el Perú quisiera. ¿Cómo quiere el Perú? Con pleno reconocimiento a todos los actores, fundamentalmente Alejandro Toledo. Pero para ello se requiere grandeza y ausencia de mezquindad. Y lamentablemente este gobierno es mezquino sin par y adolece, entre otras cosas, de grandeza.

Publicado por Juan Sheput en 16:59

Monsefuano dijo...

Errores y mentiras
Felizmente, Hugo Chávez no ganó el referéndum.

LOS ÁNGELES.- Apenas aterrizo en esta ciudad, en escala con dirección a Taiwán, y veo en la página web de Perú.21 una buena noticia: Hugo Chávez perdió, por estrecho margen, el referéndum del domingo que él auspició con el fin de consolidar su plan para perpetuarse en el poder.


Chávez ha dicho que "por ahora no pudimos" pero, sin duda, persistirá en el intento que se frustró el domingo. De paso, esto le servirá para vestirse mejor en los foros internacionales bajo el argumento de que los dictadores no pierden elecciones, pero es evidente que este fracaso no va a detenerlo en su plan de consolidación interna y de expansión externa.


Pero la derrota de Chávez también constituye, en cierto modo, una 'mala noticia' para este diario en el sentido de que, en la edición de ayer, usando la última información disponible al cierre de la misma, se hizo notar -en la sección Mundo y en esta columna- que Chávez habría ganado el referéndum.


Felizmente, no fue así. En este diario, cuando se publica una información que debe ser rectificada, lo hacemos sin medias tintas y sin inventar duendes de redacción que nunca nadie ha visto. Por tanto, en esta edición de Perú.21 podrá encontrar lo último del proceso venezolano.


Hablando de errores y de mentiras, imposible no dejar de aceptar, con buen humor, los comentarios cachacientos del presidente Alan García sobre nuestra edición y mi columna de ayer.


Esto refleja que, como todos saben, el jefe de Estado es nuestro lector más entusiasta, lo cual - ciertamente- agradecemos. Por ello, no vamos a ceder a la tentación de enumerar, ahora, la lista extensa de sus anuncios equivocados y no reconocidos y que, por ello, se convierten en mentiras.


Desde, para no ir muy lejos, su mensaje en la noche del terremoto, hasta, para entrar en temas de fondo, su compromiso con la anticorrupción, el cual vamos a ver en estos días si empieza a honrar o sigue protegiendo a la congresista Tula Benites para quedar bien con el tío.


Los lectores, al igual que los electores, entienden un error, pero nunca perdonan la mentira.